Medio Alternativo de Colombia

INOCENCIO & CÁNDIDO

Economía Naranja, Cachaza Fiscal, Piruetas de Ducado y otras Maricaditas

Cándido: Compa Inocencio ¿Lo sentiste? ¿O falta que te den más garrote desde los primeros días de gobierno del Furibista Ducado? ¿Ya se pellizcó con todo lo que le viene pierna arriba? ¿O sigue campante de conchudo como el Fiscal con cínica tranquilidad? El hijo del gran humorista “Salustiano Tapias” (Humberto Martínez Salcedo), resultó “cafre” como lo predijo el humorista Jaime Garzón con su personaje “Heriberto de la Calle” en una de sus ilustres emboladas. Esa es mucha la cachaza del Fiscal al saltar de la empresa privada a los diferentes gobiernos y viceversa pa’ enriquecerse y guardarle la espalda a los políticos y empresarios corruptos que, con su conocimiento, se han robado a este país. “Ji,ji,ji, si, Hpta., esto es una coima, marica”. Le menciono no más a Odebrecht, al grupo AVAL y a uno de sus patrones, el banquero acaparador de apellido Sarmiento Angulo.

Inocencio: Le van a dar por el ¿cómo se llama? si sigue metiéndose en honduras contra los poderosos, mompa Cándido. Le aconsejo no aceptarles agua “saboricianurada” (con HCN) así no tenga IVA porque sería otro testigo menos: “un buen muerto”. Y en cuanto al ajuste fiscal, “con el desayuno se sabe el hambre que se va a pasar durante el día”. No podemos esperar nada bueno en este país de plutócatras, gobernado por los ricos y “para” los ricos. Así es que prepárese pa´ aguantar filo corrido; pero cuidado se corta que el ajuste fiscal y la Fiscalía lo necesitan. Por mi parte se jodió el Éxito de Makro-compra Olímpica en Jumbo-almacenes a crédito o Alkosto. No pago más IVA en comercializadoras de cadena. ¡A la plaza de mercado, se dijo! y a consumir lo que esté en cosecha pa´ estirar al máximo el presupuesto.

Cándido: Mire compa, pero no todo es malo: los impuestos se necesitan pa´ financiar el Estado en su funcionamiento, en su democracia, en educación, en sus obras de infraestructura, en seguridad, en educación, en salud, en sus programas sociales y demás ¿O usted cree que pa’ costear las necesidades y exigencias sociales no es si no soplar y hacer botella? Todo Estado se financia esencialmente con los impuestos que salen del bolsillo de los contribuyentes, especialmente de los de clase media pa´ arriba. Hay que desarrollar otras actividades alternativas como los emprendimientos de la “economía naranja” regida por los siete principios de Duque, que coinciden en número con los siete enanitos pa’ asegurar trabajo e ingresos adicionales y novedosos.

Inocencio: Qué economía naranja ni que nada, si los cítricos y hasta los aguacates propuestos por Petro para exportación y demás productos de las canasta familiar los quieren gravar con el IVA de Iván, impuesto como presidente por un furibundo “mesías” y ejecutado por un señor “Ratasquilla”, que como ministro de hacienda, aplicó la economía naranja pa’ hacerse rico y exprimir hasta volver agua los presupuestos de pobres municipios. También esos siete enanitos se ahorraron seis mujeres e hicieron economía naranja con Blanca Nieves. Y ella feliz chupando de la dulce. “Fueron tus promesas falsos juramentos, palabras que el viento, lejos se llevó”.

Cándido: “Cante aunque no cante”, compa Inocencio, como debiera cantar el bravucón del propio Fiscal en la Fiscalía ad-hoc por los casos de Odebrecht. “Tras de ladrón bufón”. Cantando le duele menos la clavada con los impuestos y ojalá no le graven la vaselina pa’ que lo alcance aliviar a usted y a sus ingenuos compatriotas que votaron “para” el furibismo en contra del “castrochavismo”. Y espere el aumento de la represión “para” los desmovilizados, los estudiantes, los movimientos y líderes sociales. Sólo usted cree en promesas de candidato ¿O es que acaso esperaba del Duque sólo reguetón, mermelada y piruetas con el balón? ¡No señor! ¡Naranjas! Tome pa´ que lleve, chupe y embombe”.

Inocencio: Mompa Cándido, sólo el pueblo salva al pueblo de la corrupción y atropellos de la plutocracia cuando tenga conciencia de quienes son los que lo roban y explotan. Si no fuera por la consideración que les debo a las damas que ejercen la profesión más antigua del mundo, llamaría a la élite que nos gobierna, “Putocracia”. ¡Ya les dije!

Por: Candino 2019.

TENDENCIAS